Saltar al contenido
Gin Tonic

Los mejores GINTONIC directos a tu copa

gintoniconline.com nace de unos amantes del gintonic para reagrupar toda la información referente a ginebras, tónicas, especias (botánicos) con una sección especial de recetas para hacerte llegar todo lo que necesites saber sobre gintonics.

¿Cómo preparar el GinTonic perfecto?

¿Eres un apasionado del GinTonic pero no sabes prepararlos?
¿Quieres aprender a preparlos como un auténtico experto?
ESTÁS EN EL SITIO ADECUADO!!

¡Sigue aquí y aprenderás los pasos a seguir para preparar tu GinTonic perfecto EN CASA!!!
Te enseñamos la base, para que copies o puedas inventar y crear TUS PROPIOS GINTONICS.

Los mejores ingredientes para hacer un GINTONIC

Para hacer un GinTonic perfecto no sólo es importante tener una buena Ginebra, aunque te parezca extraño también lo es elegir una buena tónica premium.

Nuestros 3 elementos principales han de estar bien fríos, Ginebra, Tónica y copa. ¿Cómo lo hacemos?
La temperatura óptima de la Ginebra la obtendrás metiendo la botella en el congelador, no te preocupes, su punto de congelación es -18ºC.
Las tónicas, como todos los refrescos que metemos en la nevera,
deben estar entre 2ºC – 4ºC.
Te recomendamos poner las copas en el congelador para que no estropeen tu maravilloso GinTonic.

El hielo tiene un papel muy importante, en ningún caso pondremos hielo picado ya que correríamos el riesgo innecesario de aguarnos la fiesta. Cuida todos los detalles que vamos contándote para que puedas disfrutar del mejor Gin Tonic en casa.

¿Cómo preparo mi GinTonic?

La medida de Ginebra será 1/5 parte de la copa por lo que te recomiendo que uses un medidor o jigger.
Las medidas más utilizadas de Ginebra oscilan entre 4-6 cl.
Las 4/5 partes restantes serán tónica MUY FRÍA.

Y ahora viene la pregunta del millón ¿Qué Ginebra uso para mi cóctel? La elección de la Ginebra dependerá del tipo de GinTonic que queramos preparar pero sobretodo del paladar de cada uno, ya que existen muchas variedades de ginebras. No dudes en consultar todo lo que necesitas saber sobre cada una de ellas en la sección Ginebras.

VISITA NUESTRAS DELICIOSAS RECETAS!!

Los Botánicos (especias)

Para darles un rico aroma a nuestro Gin Tonic vamos a usar los botánicos, un clásico que siempre pisa fuerte es el enebro. Dependiendo de la ginebra, se pueden utilizar multitud de botánicos, cardamomo, enebro, flor de hibisco, pétalos de rosa, flor de azahar y anís estrellado entre muchos otros.

Si quieres crear un GinTonic perfecto para sorprender, es importante leer sobre los botánicos que se han empleado en la elaboración y destilación ya que podría alterar el sabor de la ginebra.

La Tónica

Desde gintoniconline os recomendamos añadir mucho hielo a vuestra copa fría e incorporar la tónica sobre el último hielo directamente. Nosotros pensamos que usar la cuchara en espiral a tema visual o de show del momento queda muy bien, pero no es la forma correcta de añadir tónica a tu GinTonic.

El Cítrico

El último paso es darle un toque cítrico mediante un twist, un cítrico fresco nos va aportar el primer aroma.

El cítrico siempre se debe incorporar al principio, antes de poner la Ginebra, de forma que la copa quede impregna de los aceites aromáticos del cítrico.
¡Siguiendo estos pasos lograrás preparar el GinTonic perfecto en tu casa!

Para curiosos y curiosas,
¿sabes cual es el origen del GinTonic?

Revelamos la historia de uno de los cócteles más de populares de los últimos años…

Para concebir el origen del GinTonic tenemos que hacerlo desde las dos bebidas que lo componen: la Ginebra y la tónica. Ambas fueron descubiertas en momentos distintos de la historia. La Ginebra fue descubierta en el siglo XVII por un médico alemán afincado en Holanda, Franciscus Sylvius, como una combinación de maíz, trigo y bayas de enebro. Fue concebida para uso medicinal aunque no es hasta la llegada Reino Unido, tras la guerra de los treinta años en 1648 cuando toma su mayor popularidad.

La quinina: La medicina del siglo XVII

Por otro lado, y no menos importante, nos encontramos con el otro componente imprescindible: la Tónica. Su origen es muy interesante ya que está ligado a la corteza del árbol andino de cinchona. Antiguamente esa corteza era utilizada en el siglo XVII para curar la malaria.

Dos siglos después, los científicos Pierre Joseph Pelletier y Joseph Bienaimé Caventou consiguieron extraer lo que hoy en día conocemos como la quinina. La intención era la misma, sanar la malaria a los soldados ingleses enviados a las colonias indias.

Descubriendo las burbujas…

Johann Schweppe es un joyero alemán afianzado en Ginebra, inventa un sistema para introducir burbujas de dióxido de carbono en el agua. Fundó una empresa la que puso su nombre donde vendía este agua carbonatada envasada en botellas.

Fue en 1870, con el boom de los jarabes medicinales en la farmacia angloasajona cuando ideó incluir la quinina en la soja carbonatada con la firma de la compañía J. Schweeppe & Co.

¿Sabes el origen del GinTonic en la India?

Volvemos de nuevo al siglo XVII. Los soldados británicos no soportaban el sabor tan fuerte de las pastillas de quinina que tomaban para ser tratados contra la malaria, enfermedad a la que estaban realmente expuestos.

Decidieron mezclar las pastillas con agua, y resultó un sabor muy amargo. Para terminar de ponerlo a su gusto, optaron por combinar las pastillas con ginebra, limón y azúcar, dando lugar a los cócteles de ginebra con infinidad de aromas y especias que encontramos hoy en día en el mercado.

Y para tí, ¿Cuál es el Gin Tonic perfecto? Sigue con nosotros y échale un vistazo a nuestras RECETAS.